En el derecho civil peruano, los lazos sanguíneos y los lazos cosanguíneos se refieren a las relaciones familiares basadas en la descendencia directa de un ancestro común. Cuando hablamos de un medio hermano en el contexto de la herencia, estamos abordando cómo estos lazos afectan los derechos sucesorios de los individuos después del fallecimiento de una persona (es decir el causante, para ello describiremos conforme a nuestro ordenamiento civil sustantivo.

Lazos sanguíneos y cosanguíneos:

– Lazos sanguíneos se refieren a la relación biológica directa que una persona tiene con sus descendientes o antepasados.

– Lazos cosanguíneos es un término más amplio que incluye tanto a los parientes consanguíneos (de sangre) como a aquellos que están relacionados a través de la adopción o matrimonios dentro de la familia (afines).

En ausencia de un testamento, la ley peruana establece un orden de sucesión. Los descendientes directos y el cónyuge tienen prioridad. Si no hay descendientes, ascendientes (como padres), o cónyuge, los hermanos, incluidos los medio hermanos, pueden heredar. Los medios hermanos generalmente reciben una porción igual de la herencia, pero esta porción es la mitad de lo que recibiría un hermano consanguíneo completo bajo la misma circunstancia.

La ley peruana protege la porción legítima de los herederos forzosos, asegurando que una parte de la herencia les sea reservada.